[:es]Si eres usuario fijo de internet es posible que hayas oído hablar estos últimos días sobre los artículos 11 y 13.

Tanto si es así, cómo sino, este artículo te interesa.

 

¿Qué dicen estos artículos?

 

Estos artículos podrían llegar a cambiar la forma de internet tal y como lo conocemos hoy en día.

La función que van a tener estos artículos es la de establecer un “equilibrio justo”, entre los derechos de autor y los intereses de los autores de contenido.

Estos dos artículos van cargados de polémica, debido a los cambios que van a producir en el contenido digital.

Estos artículos pretenden que las plataformas digitales, como las redes sociales, tengan que vigilar  que el contenido que suban sus usuarios, no suponga un incumplimiento del copyright.

Las plataformas deberán adoptar una serie de medidas que reconozcan de forma masiva estos contenidos y procedan a su bloqueo inmediato.

 

 

11 y 13

 

Artículo 13 – Los proveedores de contenido se hacen responsables. La directiva europea dice que los encargados de las redes sociales, deben tomar medidas para que estos usuarios cumplan la normativa, respetando de una forma más estricta, los derechos de autor.

Con esto quiere decir, que todas las redes sociales y páginas, en las que cualquier persona puede publicar contenido, deberán filtrar y monitorizar todo el contenido que se sube a sus páginas.

 

Artículo 11 – La directiva europea afirma que cada país podrá crear un derecho que afectará a los autores de noticas.

Aunque parece fácil, no lo es.

Estos 28 países miembros de la UE deberán llegar a un acuerdo sobre los autores de noticias y los enlaces a páginas web de noticas, de manera que estén de acuerdo satisfaciendo limitaciones y excepciones de las leyes de cada país.

Esto llevaría a la creación de una “tasa”, en la cual lo editores de noticas en webs de noticias podrán prohibir (incluso durante 20 años) el derecho de indexación de sus publicaciones.

 

 

¿Peligra la libertad de expresión?

Muchos internautas consideran que estos artículos atentan contra la libertad de expresión de cualquier persona que quiera publicar contenido  en internet.

Estos artículos ponen en peligro los famosos memes y las parodias, que tan comunes son actualmente, y de las que disfrutan millones de personas cada día.

Aunque afirman que no se pondrán en peligro este tipo de publicaciones, pero  la práctica de esta normativa será más restrictiva de lo que intentan aparentar.

 

 

¿Cómo lo van a controlar?

 

Aquí está la clave de la polémica de esta reforma.

Si estás leyendo esto y eres creador de contenido para webs, redes sociales o simplemente eres un internauta con curiosidad, lee con atención.

El volumen de contenido que existe en internet es inmenso, la cantidad de contenidos que se suben diariamente es enorme, por lo que se automatizará este procedo de control de contenido.

Esta automatización del proceso hará que no se identifique correctamente el contenido humorístico, sátira o ironía, lo que provocará la censura de este contenido.

Los memes no son los únicos que se verán afectados, los videos que se publican en plataformas como Youtube, se pueden ver seriamente amenazados.

Este nuevo tipo de filtrado va a convertir internet en un canal unidireccional, ya que permitirá la publicación de contenido, pero no se podrá opinar o rebatir nada sobre ese contenido, sobre todo si el autor de ese contenido lo “veta durante 20 años”.

Ante este control que se va a aplicar en internet,  la UE está viendo la posibilidad de crear posibles excepciones que se puedan aplicar a diferentes sitios web, como por ejemplo Wikipedia, en la que se podría permitir el uso de “fragmentos cortos”.

 

 

 

A favor y en contra.

 

Cómo en todos los artículos, hay quienes lo defienden y quienes los critican.

Los que están a favor de estos artículos, los consideran como una modernización de los derechos de autor, que tiene como objetivo aumentar la capacidad de elección y acceso a los contenidos.

Creando una ayuda, que hará que los creadores de contenido y los autores de prensa sea más justa y sostenible.

Para los que tienen sentimientos contrarios a estos artículos, consideran esta proposición como una grave amenaza para la libertad de expresión en internet, viéndose afectados los usuarios, las iniciativas empresariales, los creadores de contenido en páginas web y las startups.

 

 

Google y Youtube, en contra

 

Las plataformas Google y Youtube son unas de las que se van a ver más afectadas, tras la aplicación de estos dos artículos, por lo tanto, han comenzado a hacer una campaña en contra.

Youtube, la gran plataforma de video online, ya dispone de sus propios filtros para el contenido subido a la plataforma, desechando el contenido ofensivo o plagiado.

Youtube cuenta con millones de videos dentro de su plataforma, y cada minuto se suben 400 horas nuevas más de video, por lo que revisar este nuevo contenido,  sumado al antiguo que ya se aloja en esta plataforma, no es tarea fácil.

Youtube ya cuenta con una enorme base de datos que recoge las licencias y las políticas de uso a través de Content ID.

Tras la aplicación de estos nuevos artículos deberá implementar una nueva herramienta de filtrado más exhaustiva que bloqueará todo el contenido que se identifique como protegido.

Google acompaña a Youtube.

Google, aunque está a favor de proteger el contenido de internet, propone una solución menos restrictiva, que protege a los creadores de contenido pero sin privar a los usuarios de poder expresar sus opiniones referentes a ese contenido.

 

 

 

¿Qué va a pasar ahora?

 

Tras la aprobación de estos artículos, será el próximo 9 de abril cuando la reforma deberá ser adoptada por el Consejo de la Unión Europea.

Todavía existe la posibilidad de que estos artículos de vena frenados, lo que daría lugar a nuevas negociaciones que se atrasarían hasta el mes de mayo.

Si por el contrario se ve aprobada por el congreso,  los países miembros de la Unión Europea tendrán el plazo de dos años para proceder a implementar esta directiva en sus legislaciones.

Los efectos de esta reforma se comenzarían a ver a partir del año 2021.[:]