[:es] 

Ahora que ya dispones de tu tienda online y has preparado todo para que tu público te encuentre, ¡es el momento de ofrecer información de calidad!

Te vamos a enseñar a redactar el post perfecto.

 

¿Qué queremos decir con información?

 

Actualmente todas las web cuentan con un apartado que pone blog, es en este blog dónde debes publicar información para tus usuarios.

Con información no nos referimos a información sobre ti o tu sitio web, para eso ya tienes otros apartados.

Con esta información nos referimos a lecturas breves de interés.

Estas publicaciones deben tener un contenido interesante para tu público y , además,  relacionado con tu marca.

Por ejemplo: Si tienes una web de perfumes, a tus usuarios no les va a interesar un artículo sobre las diferentes formas de los sofás.

¡No te abrumes! Sabemos que los comienzos no son fáciles, por eso hemos elaborado una lista con unos tips que te va a ayudar en tus primeras publicaciones.

Si estás interesado sigue leyendo.

 

 

¿A quién me dirijo?

 

Es fundamental conocer a quién te diriges, así que es hora de rescatar la información que tienes sobre tu público objetivo.

Con esta información queremos conseguir que los visitantes que tengas en tu web, pasen tiempo de calidad en tu web y, además, hagan alguna compra.

Para poder saber que le puede interesar a tu público puedes hacer un esquema con preguntas, siempre es de gran ayuda ponerte en el lugar de tu público para responderlas.

  • ¿Qué me interesaría leer?
  • ¿Qué dudas me surgen al acceder a este site?
  • ¿En qué tono me gustaría que me hablasen?

 

Hacer estas preguntas cuando te vas a poner a escribir un artículo, o la persona que lo vaya a escribir, puede ser de gran ayuda para encontrar los  temas más interesantes para tu blog.

 

 

Conversación.

 

Cuando tengas claro a quién te vas a dirigir es hora de pensar cómo hacerlo.

El blog debe ser atrayente, interesante y práctico.

Es importante que los comentarios de blog estén activados. Deshabilitar los comentarios no es una opción, esto permitirá un nuevo canal de contacto directo con el usuario.

Es recomendable que publiques información interesante y breve, actualmente las personas están muy saturadas, por lo que es importante no escribir por escribir.

Utiliza frases cortas, si hay algo que puedes decir de forma breve, mejor.

El texto debe ser legible y fácil de entender, evita tecnicismos, instrucciones complicadas.

Una de las características más importantes del blog es su carácter bidireccional, dónde ambas partes, usuario y marca aporten información y valor.

 

 

Información.

 

La saturación publicitaria que tenemos a través de los diferentes soportes, hacen que recibamos muchos impactos durante todo el día.

El contenido de tu blog debe ser informativo, un contenido que aporte valor para el lector.

Responder preguntas, solucionar problemas, u ofrecer diferentes datos a tus clientes para mejorar su día a día.

Te recomendamos que no utilices tu blog para publicitarte y publicar tus productos, puede cansar al que lo lee, por ser “más de lo mismo”.

 

 

Títulos impactantes.

 

Qué el título de tu post sea llamativo, puede atraer a lectores y situar a tu blog en mejor posición en el ranking de buscadores.

Título de carácter sugerente y expresivo incentivan el click .

El uso de preguntas en el título despierta la curiosidad en el lector y aumenta las probabilidades de hacer click, en tu enlace.

 

Organiza tus ideas.

 

Organiza bien tus ideas antes de ponerte e escribir, a nadie la gusta leer un texto que va cambiando de tema constantemente.

Debe ser fácil seguir el hilo para poder llegar a comprender el texto al completo.

Si un texto resulta muy complicado de leer, es posible que la persona que lo esté leyendo lo abandone a medio, ya que no consigue entenderlo y la información no resulta útil.

Puede organizar tu texto con diferentes títulos y subtítulos, lo que hará que sea más llamativo.

Si intercalas imágenes a lo largo del texto también lo hará más atractivo, también te servirá de ayuda para explicar ideas que resulten más complicadas de entender.

 

Palabras clave.

 

Sabemos que el uso de palabras clave es muy importante para tu SEO y  también, lo es para tu blog.

Cómo ya tienes palabras clave  para posicionarte,  vuelve a echarles un vistazo y busca algunas interesantes para incluir en tu blog.

Incorpora estas palabras en puntos adecuados en el texto, como en el título o en los primeros párrafos de tu artículo.

Es importante el uso de las palabras clave, pero ¡no abuses! Un uso excesivo de la misma palabra puede resultar repetitivo.

Con paciencia, estas palabras clave y la interacción con los usuarios lograrán mejorar la posición de tu web en buscadores.

Es importante que no dupliques el contenido, aunque te parezca que nadie se va a dar cuenta, Google sí y te puede penalizar por ello.

 

 

Alegre despedida.

 

Despedirte de forma alegre y animando a la participación, mediante preguntas, mensajes atractivos.

Incluye conclusiones y una llamada a la acción para dejar a tus usuarios con ganas de más.

Puedes invitar a que se inscriban en tu newsletter y puedan recibir todas tu actualizaciones al momento de ser publicadas.

 

No lo abandones.

 

Una vez que decidas publicar contenido en tu blog, es importante que no lo abandones o que pase mucho tiempo sin que publiques.

No es necesario escribir una entrada cada día, pero debes ser constante y tener un ritmo de publicación. Una vez a la semana puede estar bien.

Recuerda avisar de tus publicaciones en tus redes sociales, así llegará a más gente.

 

 

Ahora que ya tienes tu blog en marcha es hora de ponerte ¡manos a la obra!

Tienes todas nuestras fantásticas recomendaciones para poder comenzar a publicar en tu blog.

Recuerda, se constante y publica contenido de interés te sorprenderá lo que el blog puede hacer por tu web.

 

 [:]