Internacionaliza tu negocio y obtén grandes resultados.

Internet es una fuente infinita de información en todo el mundo, una herramienta con la que podemos hacer grandes cosas, si sabemos usarla correctamente.

En Internet no existen fronteras, por lo que podríamos venden en cualquier parte del mundo con tan solo un clic. De primeras es sabido que no hay nada más satisfactorio para un negocio que poder vender a cualquier parte del mundo sea más fácil de cómo uno se imagina.

Cada vez que una empresa recibe un nuevo pedido es como una pequeña dosis de adrenalina, que transforma en motivación para seguir creciendo y creando nuevas estrategias de negocio, nuevos productos…

Ahora bien, no todo es hacer una tienda online y  comenzar a vender desde España hasta China. Si queremos lograr esas distancias, deberemos definir una estrategia previa, estudiada y eficaz que nos pueda ser de guía durante todo el proceso del que vamos a hablar ahora.

Pasos para la internacionalización

  1. ¿A qué países quieres vender?

Aunque hemos dicho que Internet carece de fronteras, no todos los países aportan las mismas facilidades para vender nuestros productos. Uno de los más complejos es China, debido a su cultura, su idioma, su estilo de vida tan distinguido del nuestro…

No obstante, hay herramientas que podemos poner sobre la mesa para el análisis por países y la venta al extranjero, que son:

  • Google Global Market Finder, que nos da INFO sobre cada país, en cuando a datos económicos y comportamiento online…
  • Organismos oficiales: cada lugar tiene su pequeño organismo oficial donde acuden aquellos que buscan internacionalizarse y ofrecer un portal accesible a varias partes del mundo. En España hablaríamos del Instituto de Comercio Exterior.
  • Impuestos

Si perteneces a la UE, por ejemplo, los impuestos aplicables serán diferentes a lo que venden a países dentro o fuera de la Unión Europea. También es diferente si le vendes a un particular o a mayorista. Todos estos datos importan a la hora de pensar en los impuestos que debemos asumir.

  • Logística.

Si lo que vendes es un producto físico, necesitarás consultar a tu empresa de mensajería a qué países pueden repartir y cómo van los costes de envío. De normal, estas empresas fijan un coste por zona y kilos. No importa el lugar que sea, esté en la Unión Europea, en Estados Unidos, Canadá…

Ahora, para pasar a otras zonas, deberás buscar empresas de mensajería internacionales como puede ser FEDEX.

E infórmate. Infórmate de todo lo que pueda ser una barrera en algunos países, para no perder ningún beneficio. Aun así, las empresas de mensajería siempre podrán resolverte dudas y aconsejarte los pasos más apropiados según donde quieras vender.

  • La moneda

Si piensas vender no en un país, sino en varios,  ponlo cuanto más fácil, mejor. Todos deseamos ver en los precios de una tienda nuestra moneda, a la que estamos acostumbrados.

A día de hoy, la mayoría de plataformas E-commerce incluyen esta opción para mostrar los precios en diferentes monedas. Por ejemplo, si una inglés busca precios en nuestra web, los podría ver transformados en libras.

Por otra parte, la E-commerce acostumbra a meter nuevos mecanismos para que se actualicen al día los tipos de cambio de moneda, en función de cómo surja el mercado.

  • Los métodos de pago posibles.

Para vender fuera del país, es importante contar con métodos de pagos por los cuales estén acostumbrados a usar los usuarios del país en cuestión. Paypal es una oportunidad extendida internacionalmente, pero depende del país, tendrás otras maneras de efectuar pagos por Internet, por lo que deberás estar atento a todos estos detalles.

En ocasiones, se dan problemas de que una persona no conseguir realizar el pago con tarjeta o mediante una transferencia bancaria. Busca la solución para todos estos inconvenientes, actualiza tu e-commerce y que no se te escape nadie.

  • Estrategias de Marketing para la venta al extranjero

Una vez te hayas hecho a la idea de los pasos anteriores, nos centraremos en promocionar el negocio, con el fin de conseguir llegar a, cada vez, más usuarios de diferentes países. Para realizar esta tarea, deberemos hacer otros deberes, como:

  • El SEO para que nos encuentren: realizar un estudio de palabras clave en cada idioma para posicionarnos en su mercado.

Aquí tenemos Google Adwords, una herramienta que nos ayudará a buscar cómo se buscan nuestros productos en otros países.

  • Las redes sociales son lugar de millones de usuarios alrededor del mundo. Hay algunas que son de uso más cerrado y que no se emplean en cualquier parte, como WeChat o  QQ, usadas en China.

Si no quieres usar estas redes sociales en tu plataforma, siempre puedes acudir a las más comunes: Facebook, Twitter o Instagram

A la hora de publicar hay varios caminos empezando por publicar en español e inglés en un mismo post. Puede ser más práctico de los que parece, aunque algunos de tus usuarios internacionales pueden no identificarse.

Se podrían combinar post en varios idiomas, pero entrar a un lugar en el que primero hablan inglés y después coreano, es un poco extraño.

Una opción viable es emplear unas en un idiomas y otras en otro, así, podría ser más cómodo para el usuario.

  • Hablando de idiomas…

Lo primero de todo es que si estamos pensando en la internacionalización, lo primero es poner la página en inglés y español. Y, muy importante, si lo vas a hacer, jamás uses el traductor online para ello. Búscate una persona inglesa, o un traductor que pueda echarte una mano.

  • Email Marketing

Segmentar tus campañas de Mailchimp es esencial, sobre todo,  por idiomas. Prepárate un en cada idioma que tengas para no llegar a confundir a nadie. Y, si no tienes mucho tiempo y solo puedes lanzar un idioma, no se la mandes a aquellos que no entiendan el idioma.

  • Market Place

Amazon, como ejemplo, permite vender en muchos países, por lo que podrías aprovecharla para ampliar horizontes. Existen otros marketsplaces, pero, bajo nuestra recomendación, elegiríamos Amazon, una de las más globalizadas.

  1. Publicidad Online.

Hazla en todo idioma que tengas, segmenta tus usuarios, trabaja muy bien el anuncio y el idioma escogido.

Conclusión

Para internacionalizar nuestro negocio online de forma victoriosa, recomendamos, pues, realizar un estudio en profundidad de todos los países a los que vas a dirigirte, comprueba cómo se comportan a nivel online.

Ofrece experiencias al usuario desde tu E-Commerce.

Pon en marcha tu estrategia de marketing y promociónate por todas partes!

¡Y vende! ¡Vende mucho!