Seguramente ya hayas oído hablar de los Chatbots, sobre todo si trabajas en marketing o en empresas que trabajan en el sector tecnológico.

¿Qué es un chatbot?

Un Chatbot es un programa que permite gestionar diferentes actividades dentro de una empresa, con una inteligencia artificial que le permite razonar sobre ciertos temas.

La incorporación de estos programas va a facilitar y agilizar mucho el funcionamiento de la empresa.

No es necesario ser una empresa grande con muchos empleados para poder incorporar estos chatbots a su plantilla, pueden ser negocios pequeños en los que se quiera gestionar mejor los procesos para avanzar más rápido.

Ya son muchas las empresas que delegan ciertos aspectos en estos programas,  una de las primeras empresas en utilizar estos programas para agilizar sus funciones fue Facebook, que utilizó chatbots de terceros, para mejorar su rendimiento.

No solo empresas grandes como Facebook los utilizan, algunos hoteles ya cuentan con estos programas para realizar reservas de sus habitaciones, además de poder acceder a recomendaciones personalizadas para cada usuario, para que ésta búsqueda resulte mucho más directa.

¿Cómo me pueden ayudar a mí?

Los Chatbos pueden realizar diferentes tipos de funciones, desde atender la llamada telefónica de un cliente, hasta hacer una reserva de un vuelo, pero vamos a detallar un poco más sus funciones.

Para los clientes.

Los Chatbots pueden ofrecer a tu negocio una atención al cliente 24h, pudiendo aportar información y solucionar problemas a cualquier hora del día, incluso por la noche.

Al poseer inteligencia artificial pueden ofrecer soluciones válidas, además de poder presentar las quejas que les transmitan.

También, es una buena oportunidad para no tener a algún representante de la empresa constantemente contestando al teléfono resolviendo dudas.

La resolución de problemas también es una labor que pueden realizar los chatbots, por ejemplo, si durante la realización de un pedido online un cliente se encuentra con un problema, puede realizar una llamada telefónica y que se le ofrezca una solución sin que la empresa pierda esa venta por falta de información.

Los chatbots pueden además de tramitar pedidos, ayudar al cliente en el proceso final de compra.

El chatbot está programado para poder ofrecer diferentes opciones a un cliente, acercándose lo máximo posible a sus necesidades, y ofreciendo productos que sean de su interés.

Están considerados fiables, ya que muchos usuarios les confían sus datos personales para obtener una mejor experiencia de compra, estos chatbots se encargarán de recordarlos y que la próxima vez que vuelvan a la web su visita sea más personalizada.

Para los empleados.

Los chabots pueden llegar a aumentar la productividad y facilitar las tareas llegando a ser uno más en la oficina.

A menudo los empleados suelen trabajar en varios proyectos a la vez, con lo cual pueden perder el tiempo en tareas repetitivas. Con la ayuda de los chatbots se pueden aligerar esos procesos mediante su automatización.

Puede ser un aliado en la gestión de proyectos.

Muchos proyectos constan con varios trabajadores colaborando a la vez, cada vez que se realice un cambio o se convoque una reunión, se tiene que enviar un correo y cerciorarse de que todos lo reciben.

Con la ayuda de los chatbots se gestionaría todo desde el mismo punto. Por ejemplo, cada empleado accedería al chatbot y este le dirá lo que tiene programado para ese mismo día.

Si pueden atender a los clientes durante las 24h, también pueden servir de soporte técnico para los empleados 24h, resolviendo pequeños problemas que hagan agilizar el trabajo sin necesidad de perder tiempo actualizando y comunicando, el chatbot lo solucionaría y se encargaría de que toda esta información llegase actualizada a todos los empleados.

También pueden programarse para ayudar con las finanzas de la empresa como, por ejemplo contabilidad, gastos, facturas e ingresos, actualizando todos los datos constantemente, incluso facilitando información útil para los empleados sobre deudas y plazos de entrega.

Hay empresas que por motivos de trabajo necesitan que sus empleados se desplacen constantemente, con los chatbots los planes de viaje incluyendo la reservas de vuelo y hoteles podría realizarlos, quitándole a alguien de personal que se encargue de ello, además podría hacer las reservas en función de la empresa y las preferencias personales del empleado.

¿Sirve para cualquier tipo de negocio?

Los avances tecnológicos y la inteligencia artificial forman parte de nuestras vidas, ya cada vez más sin que, en muchas ocasiones,  seamos conscientes de ello.

La incorporación de ayudantes digitales a nuestra empresa no es únicamente algo de grandes empresas con grandes ingresos que se lo puedan permitir, está más al alcance de todos de los que realmente pensamos.

Si su empresa ofrece atención al cliente, y tiene empleados que trabajan en proyectos conjuntos, un chatbot le puede ser de gran ayuda aumentando la productividad y agilizando las tareas pesadas y repetitivas.

Subirse al carro tecnológico está cada vez más cerca de todos.